blog.categories.trip-and-advice
maria.barrasa

Miradores de Nueva York: One World Observatory vs. Empire State Building vs. Top of the Rock

Subir a uno de los emblemáticos miradores de Nueva York para disfrutar de unas increíbles vistas aéreas del skyline de la ciudad es una de esas cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida. Nueva York te ofrece un sinfín de monumentos históricos, barrios pintorescos y todo tipo de actividades divertidas. De entre todos esos planes posibles, uno de los favoritos del público y, sin duda, uno de los más memorables es la visita a un mirador (o dos, o tres...) de Manhattan. Además, es una forma estupenda de contemplar de una sola vez todo lo que hay que ver en la ciudad.

Nueva York cuenta con tres de los mejores miradores del mundo: el del Empire State Building, el Top of the Rock y el One World Observatory. Te hemos preparado una comparativa de estas tres impresionantes plataformas de observación de Nueva York para que te sea más fácil decidir cuál de ellas se adapta más a tus gustos y a tus planes.

1. Mirador One World Observatory

El One World Trade Center, el rascacielos en el que se encuentra el mirador One World Observatory, es un icono del skyline de Manhattan; imposible no verlo con su imponente altura, su impresionante aguja y su particular forma. El edificio cuenta con 70 ascensores que te llevarán en tiempo récord (menos de 50 segundos) hasta la planta 102, donde se encuentra la plataforma de observación del One World Observatory. También se visitan las plantas 100 y 101. Ten en cuenta, eso sí, que todos los miradores del Observatorio One World son cubiertos. No hay plataforma al aire libre.El One World Trade Center está situado en la parte suroeste de Manhattan, muy cerca del extremo sur de la península, por lo que verás de cerca el Puente de Brooklyn, la Estatua de la Libertad, el río Hudson, Nueva Jersey y todo Lower Manhattan. En las inmediaciones del mirador se encuentra la Zona Cero, el Monumento Nacional y Museo del 11-S y el distrito financiero. El Empire State Building también se ve desde el One World Observatory, pero más lejos que desde el Top of the Rock.Y, si no sufres de vértigo, no te pierdas el Sky Portal, una zona de suelo acristalado que te permitirá ver las calles de Downtown Manhattan más de 100 plantas por debajo de tus pies.Además de la plataforma de observación del piso 102, el One World Trade Center cuenta con exposiciones interactivas y experiencias envolventes, como la subida en los rapidísimos ascensores SkyPod. Y, por supuesto, también podrás disfrutar de las vistas mientras te tomas algo de beber en el bar One Mix o mientras cenas algo delicioso en el restaurante One Dine.

2. Mirador del Empire State Building

El Empire State Building (ESB) es posiblemente uno de los rascacielos más famosos del mundo. Su precioso estilo art déco y su típico despliegue de luces, que suele variar en función de fechas importantes y celebraciones de la ciudad, lo convierten en una de las principales estrellas del skyline de Manhattan, tanto de día como de noche. El mirador del Empire State Building se encuentra en la planta 86 del edificio y ofrece vistas de 360 grados de la ciudad. El rascacielos está situado en pleno centro de Manhattan, por lo que, desde su mirador, podrás contemplar a la perfección Central Park, la Estatua de la Libertad, Times Square y otros rascacielos emblemáticos como el Chrysler Building, el Flatiron Building y, por supuesto, el Rockefeller Center, donde se encuentra el Top of the Rock. El One World Trade Center también se ve desde el Empire State Building, más cerca de lo que lo verás desde el Top of the Rock. También en el Empire State Building disfrutarás del acceso a exposiciones sobre la historia de la construcción del edificio y sobre Nueva York en general, con fotografías de época, recuerdos, bocetos y mucho más. Y si te entran ganas de tomar algo mientras estás en el rascacielos, solo tienes que acercarte al STATE Grill and Bar, donde podrás desayunar, comer o cenar. No solo disfrutarás de deliciosos productos de producción local, sino de un diseño fascinante y, por supuesto, de unas vistas inmejorables.

3. Mirador Top of the Rock

El Rockefeller Center es otro precioso rascacielos de estilo art déco que no deberías perderte durante tu viaje a Nueva York. De hecho, se realizan visitas guiadas al edificio para descubrir tanto los detalles de la fastuosa decoración, como la lámpara de Swarovski del vestíbulo, como otras zonas e interés del gigantesco rascacielos, como el jardín o las sedes de varias cadenas de televisión.

El Mirador Top of the Rock consta de varias plataformas de observación repartidas en distintos pisos del edificio. En las plantas 69 y 67, hay miradores interiores. Y, en la panta 70, hay tanto mirador interior como exterior, por lo que tus fotos no tendrán ni un solo reflejo de cristal.

El Rockefeller Center se encuentra también en pleno centro de Manhattan, justo al lado de Times Square. Un poco más al norte que el Empire State Building, justo al sur de Central Park. Por lo que disfrutarás de las mejores vistas de Central Park, el Empire State Building (mucho más cercana que desde el One World Observatory), el Bank of America Building, Times Square y mucho más.

También en este caso, con la entrada al mirador Top of the Rock podrás acceder a las exposiciones sobre el rascacielos y sobre la historia de Nueva York durante la época del gran boom de los rascacielos. Y si te apetece tomar algo mientras sigues disfrutando de las vistas y del lujoso estilo art déco del rascacielos, tienes la opción del Bar Sixty Five, en la planta 65 del Rockefeller Center.

Las principales diferencias entre los mejores miradores de Nueva York

La mayor diferencia entre el One World Observatory, el Empire State Building y el Top of the Rock son las vistas de las que disfrutarás desde sus cimas. La ubicación de cada edificio influye en las vistas que tendrás desde sus miradores (consulta la imagen superior para hacerte una idea de dónde se encuentra cada mirador en relación con los demás). Por supuesto, el edificio al que decidas subir, será el que te falte en tu visión panorámica del skyline de Manhattan.

  • One World Observatory (situado más al sur): vistas del río Hudson, al sur, y, al norte, el skyline de Nueva York desde el extremo sur de Manhattan.
  • Empire State Building (centro de Manhattan): vistas desde el centro de Manhattan con el One World Observatory visible al sur y el Rockefeller Center, al norte.
  • Top of the Rock (situado más al norte): vistas de Central Park al norte, y del Empire State Building y el One World Observatory al sur.

Otra de las diferencias entre los tres miradores es el tipo de plataforma de observación que tienen. Tanto el Empire State Building como el Top of the Rock cuentan con miradores tanto interiores como exteriores. El One World Observatory, sin embargo, no tiene zonas al aire libre. Todos los miradores son cubiertos.

Como ya te hemos indicado, cada uno de los miradores ofrece, además de las impresionantes vistas de la ciudad, secciones educativas e informativas de camino a las plataformas de observación, mediante exposiciones y experiencias inmersivas. Estas actividades son también diferentes en los distintos miradores.

El Observatorio One World, al ser el de construcción más reciente, presenta un diseño más moderno y sus exposiciones exploran el desarrollo del centro de Manhattan, el impacto de los atentados del 11-S y cómo se construyó el Observatorio One World.

Tanto el Top of the Rock como el Empire State Building ofrecen una experiencia más clásica y nostálgica de Nueva York que pone de relieve la historia de la ciudad, con especial énfasis en el sueño americano y la prosperidad posterior a la Gran Depresión, cuando se construyeron estos edificios históricos.

Qué hacer cerca de los miradores de Nueva York

Otra de las diferencias que podemos destacar entre los diferentes miradores de Nueva York, son las atracciones turísticas que podrás visitar en sus inmediaciones. Tal vez te decidas por uno u otro en función de lo que tengas planeado ver ese día en Nueva York. A continuación, te contamos algunos de los mejores planes que puedes hacer cerca del Empire State Building, el Top of the Rock y el One World Observatory.

Cerca del mirador Top of the Rock

Central Park

Este parque de fama mundial cuenta con más de 14 hectáreas de jardines, praderas, arroyos, cascadas, rocas, senderos e incluso zonas boscosas. Es una parada obligada para quienes visitan Nueva York, tanto si planeas darte un paseo o una vuelta en bici; hacer un picnic, o incluso descubrir algunos escenarios de tus series y películas favoritas.

Times Square y Broadway

El epicentro neoyorquino del entretenimiento y el mundo del espectáculo se encuentra en Times Square y Broadway, lo que se conoce también como el distrito de los teatros. Nuestra recomendación es que dejes la visita a esta zona para la noche, cuando disfrutarás al máximo de los gigantescos carteles luminosos de Times Square y de las fachadas iluminadas de cines y teatros.

Museo de Arte Moderno (MoMA)

Este emblemático museo de arte moderno lo fundaron las filántropas estadounidenses Lillie P. Bliss, Mary Quinn Sullivan y Abby Aldrich Rockefeller, según ellas mismas, para «ayudar a la gente a entender, utilizar y disfrutar de las artes visuales de nuestro tiempo». El MoMA abrió sus puertas al público en 1929 y hoy en día es uno de los museos más grandes de Estados Unidos.

Cerca del Empire State Building

Madison Square Garden

El Madison Square Garden se encuentra a pocas manzanas del Empire State Building. Este emblemático estadio no es solo la sede de los New York Knicks, el equipo de baloncesto más importante de la ciudad, y de los New York Rangers, su equipo de hockey sobre hielo, además es el escenario habitual de grandes conciertos de música pop y rock.

Flatiron Building

El edificio Flatiron tiene una sorprendente forma triangular que lo hace muy especial. Fue uno de los primeros rascacielos de la ciudad, aunque ahora nos parezca diminuto al lado de las moles que lo rodean (cuenta con 22 plantas, todo un récord en 1902). Al ser triangular, solo lo rodean tres calles (dos de las cuales son arterias emblemáticas de Nueva York): la Quinta Avenida, Broadway y la calle 22 Este.

Chrysler Building

El edificio Chrysler fue uno de los principales competidores del Empire State Building en la carrera por conquistar el cielo de Nueva York. Perdió por muy poco, de hecho, consiguió ser el edificio más alto del mundo durante 11 meses, hasta que el Empire State Building lo supero y se hizo con el título. Hoy en día, sigue siendo uno de los edificios más hermosos y elegantes del skyline de Manhattan, en el que reluce como ningún otro.

Grand Central Terminal

La estación Grand Central Terminal es una de las mayores estaciones ferroviarias del mundo, además de un edificio fascinante que bien merece una visita. Su diseño se inspira en un antiguo baño romano y cuenta además con relucientes lámparas de araña, un reloj esférico de cuatro caras y un techo azul en el que aparecen desplegadas las constelaciones. La estación sigue en funcionamiento, por lo que la entrada es gratuita, ¡no te la pierdas!

Cerca del One World Observatory

Puente de Brooklyn

El Puente de Brooklyn es uno de los monumentos más visitados de la ciudad. Se extiende sobre el East River y conecta Brooklyn con Manhattan. Además de los carriles para vehículos, tiene una zona peatonal, por lo que podrás cruzarlo caminando para disfrutar de las vistas (te llevará unos 40 minutos) o recorrerlo en bicicleta (tardarás menos y podrás hacer todas las paradas que quieras para disfrutar de las vistas y hacer fotos).

Estatua de la Libertad

La estatua de la Libertad no necesita presentación. Este símbolo de la libertad y la esperanza diseñado por el artista Frederic Bartholdi se ha convertido también en un símbolo de todo Estados Unidos. Puedes tomar un ferry hasta Liberty Island y Ellis Island para visitar tanto la Estatua de la Libertad como el Museo de la Inmigración. O también puedes optar por subir a bordo de un crucero turístico que te acerque hasta estas islas en su recorrido.

Monumento y Museo del 11-S

El Monumento Nacional y Museo del 11-S forma parte del mismo complejo de rascacielos en el que se encuentra el One World Observatory. Justo en el lugar en el que se encontraban las desaparecidas Torres Gemelas. En este memorial y museo se conmemoran los terribles atentados y se rinde homenaje a las víctimas.

Distrito financiero

En el extremo sur de Manhattan se encuentra el distrito financiero de Nueva York, el famosísimo Wall Street. Descubre edificios históricos como la Banca de Nueva York y contempla el famoso Toro de Wall Street, mientras descubres la historia financiera de Estados Unidos.

Ahorra en Nueva York con The New York Pass®

Entendemos que la decisión no es sencilla. Cada uno de los miradores de Nueva York ofrece sus propias ventajas y experiencias únicas. Por eso, nuestra recomendación es que no te pierdas ninguno. Y la mejor manera de hacerlo sin que el presupuesto de tu viaje a Nueva York salte por los aires es aprovechar las ventajas de The New York Pass®.

Las entradas a los tres miradores, Empire State Building, Top of the Rock y One World Observatory, están incluidas en The New York Pass®. Y no solo eso, también las entradas para más de 90 atracciones diferentes de Nueva York. ¡Con The New York Pass®, cuantas más atracciones visitas, más ahorras! Así que no lo dudes, hazte con tu pase y visita más por menos.

Love this article? Why not share it:

Compra con confianza

Devolución gratuita

¿Cambio de planes? ¡No hay problema! Tendrás 365 días desde la compra para solicitar el reembolso de cualquier pase sin activar.

Más informaciónChevron Icon

¿Tienes alguna pregunta?

¡Estamos aquí para ayudarte! Consulta nuestras preguntas frecuentes o habla con uno de nuestros agentes de atención al cliente.

Consulta nuestras preguntas frecuentesChevron Icon

Esto es lo que opinan los clientes de The New York Pass®

¡5% de descuento, porque sí!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos exclusivos, ideas de viaje y novedades sobre nuestros destinos.

  • Thick check Icon