El World Trade Center es uno de los lugares más visitados en la ciudad de Nueva York: los museos y monumentos que conmemoran a las víctimas del atentado, el distrito financiero de Wall Street, sus plazas y jardines llenos de esculturas públicas, y sus parques con vistas al Hudson, al puerto de la ciudad y por supuesto, a Lady Liberty. 

Después del ataque, toda la zona del Lower Manhattan se reinventó, afirmando su identidad de centro financiero pero también de barrio histórico desde donde se empezó a expander la ciudad. Wall Street recibe su nombre por la empalizada de madera que los holandeses construyeron para defenderse de posibles ataques tanto de los británicos como de los nativos americanos. Entre los imponentes rascacielos futuristas de los corporativos se encuentran antiguos templos y edificios de todas las épocas desde los inicios de la ciudad.

Así que aquí tienes nuestra lista de nuestras diez actividades favoritas para hacer en este barrio legendario. No te pierdas ninguna. 

Entradas incluidas en el New York Pass®

El New York Pass® incluye la entrada a muchas de estas atracciones y actividades de Nueva York que describimos a continuación. ¡Más de 3,5 millones de viajeros lo utilizan! El New York Pass es el pase turístico definitivo. Incluye la entrada a más de 90 atracciones (con acceso rápido en algunas de ellas), una guía gratuita y otros beneficios. Infórmate sobre las ventajas del New York Pass y cómo ahorrar en los precios de las atracciones.

Monumento Nacional y Museo del 11-S

9/11

 

Para profundizar sobre los acontecimientos sucedidos el 11-S, visita el Monumento Nacional y Museo del 11-S. En sus más de 10,000 metros cuadrados de espacio podrás pasear entre artefactos, exposiciones y archivos que, en conjunto, narran los ataques del 11-S. Tal vez uno de los objetos más cargados de simbolismo sean los restos de un muro de contención que sobrevivió el ataque a las Torre Gemelas, ubicado ahora en el Foundation Hall. En el Monumento del 11-S se pueden leer los nombres de todos los que perecieron a causa de los ataques terroristas.

Aquí podrás acercarte a la comunidad de las víctimas que sufrieron directamente los atentados del World Trade Center. Lee las historias personales de todos, desde las de los oficiales de policía y los bomberos que fueron los primeros en asistir en el desastre hasta las personas que perdieron a sus seres queridos. Este es un lugar para ver vídeos, leer testimonios, reflexionar y aprender más sobre las pérdidas humanas en la comunidad del Lower Manhattan durante el 11-S.

Crucero en velero…

shearwater-front2.jpg

 

Zarpa en un barco de vela y disfruta de un relajante crucero alrededor del puerto de Nueva York, con increíbles vistas del perfil de Manhattan y de la emblemática Estatua de la Libertad. Este crucero, de aproximadamente una hora y media de duración, te dará mucho tiempo para relajarte, tomar fotos y absorber la belleza escultórica de la ciudad. Los billetes para el crucero en velero están incluidos en el New York Pass.

 

… O toma el ferry de Staten Island

Alternativamente, también puedes tomar el ferry a Staten Island, que es gratuito (necesitas una MetroCard, esos sí). Sube a este barco en el que viajan cientos de personas diariamente desde el distrito de Staten Island, y tendrás las mismas increíbles vistas de la ciudad y de la Estatua de la Libertad que en los cruceros para turistas.

 

Los parques de Lower Manhattan

Otra actividad gratuita y muy saludable es explorar varios de los parques que existen en esta zona. El Rockefeller Park se sitúa entre el rio Hudson y los grandes edificios del distrito financiero, y es un lugar perfecto para estirar las piernas, tomar fotos y si el clima lo permite, hacer un picnic. En este parque encontrarás un área de juegos para chiquitos, un monumento en honor a la gran hambruna de Irlanda, mesas para jugar ajedrez y algunas de las esculturas del artista americano Tom Otterness.

Battery Park (que ahora se conoce como simplemente The Battery) es otro de los parques de la zona, y este es popular por sus hermosas de la bahía y de la Estatua de la Libertad. Aquí podrás encontrar la fortificación de Castle Clinton, la primera “oficina de migración” de la cuidad, por donde pasaron ocho millones de inmigrantes en el siglo XIX, antes de que se construyera Ellis Island, y el SeaGlass Carousel, un carrusel en el que los niños montan peces y otras especies marinas en vez de caballitos (y además ¡son fluorescentes!).

Observatorio One World

Observatorio One World Center

 

Después de dedicar tiempo a recordar el 11-S, es hora de elevar tu estado de ánimo, literalmente. En el One World Observatory, situado en el edificio One World Trade Center, podrás disfrutar de unas vistas de Manhattan desde las alturas. Sube en el ascensor ultrarápido SkyPod hasta el piso 100 donde te esperan tres plantas de exposiciones, restaurantes y la posibilidad de contemplar toda la extensión de Nueva York y más allá.

Centro comercial Brookfield Place

Situado muy cerca del Monumento Nacional y Museo del 11-S, Brookfield Place es un centro comercial de alta gama en el corazón del Lower Manhattan. Además de mirar los escaparates, en Brookfield se pueden ver exhibiciones, conciertos y espectáculos en vivo en sus plazas interiores, que además están llenas de vegetación (hay hasta palmeras). Durante la temporada de invierno se abre una magnífica pista de patinaje sobre hielo, y en verano el club de vela ofrece lecciones y eventos especiales abiertos al público. Brookfield Place también alberga docenas de fabulosos restaurantes.

Silverstein Family Park

Este pequeño parque se encuentra en la base del 7 World Trade Center. La imagen más icónica que verás aquí es una escultura de Jeff Koons, uno de sus globos con forma de flor rodeado de fuentes de agua. Es un lugar ideal para hacer un pequeño descanso, tomar un café y tal vez unas cuantas fotos de los impresionantes rascacielos que lo rodean.  

Capilla de Saint Paul

Este es un lugar muy interesante en barrio de Wall Street por su fuerte carga simbólica e histórica. No sólo es el templo más antiguo de la ciudad: fue construido en 1766 y aquí entró alguna vez George Washington a orar. Todavía está en uso, y milagrosamente, dirían algunos, durante los ataques del 11-S no sufrió ningún daño (ni un solo vidrio se rompió), y eso que la capilla está situada justo enfrente de donde estaban las Torres Gemelas. Fue utilizada como refugio y lugar de descanso por bomberos y rescatistas durante los días posteriores al ataque terrorista.

El Cubo rojo

Es una de las esculturas más fotografiadas de NYC, y seguro la reconoces cuando la veas. Construida en 1968 por el artista Isamu Noguchi, el Cubo mantiene el equilibrio sobre una de sus esquinas en el parque Zuccotti, rodeado de grandes rascacielos y acompañado por otras esculturas como Double Check, el hombre de negocios de bronce sentado en una de las bancas que seguramente también reconozcas. En el mismo parque suelen estacionar varios food-trucks, así que es un buen lugar para hacer un descanso y reponer fuerzas.

Noguchi, que fue uno de los artistas más famosos de su tiempo en América, tiene otra obra espectacular en una plaza cercana al Zuccotti. Se trata del Sunken Garden (Jardín hundido), y tendrás que acercarte al barandal y mirar hacia abajo para descubrirlo. A un lado del Noguchi está otra escultura notable, esta vez de Jean Dubuffet, frente al edificio corporativo del Chase Bank. Se titula Group of Four Trees (Grupo de cuatro árboles), y destaca por su gran tamaño y porque sus líneas orgánicas y espontáneas contrastan con la geometría y el minimalismo que reinan en el distrito financiero.

National Museum of the American Indian

Filial del museo con el mismo nombre en Washington, ambos parte del Instituto Smithsonian, la entrada al National Museum of the American Indian es gratuita, y además de exhibir su colección permanente de artefactos de todas las esquinas del continente desde Alaska hasta Patagonia, el museo siempre tiene exposiciones temporales interesantes que presentan el trabajo de artistas vivos, o algún aspecto interesante de la cultura nativa de América. Oh, y la tienda está genial.

Ahorra en la entrada a las atracciones principales en NYC

Muchas de estas actividades alrededor de Wall Street están incluidas en el New York Pass. Tanto si estás interesado en la historia, en el arte o en la comida, es fácil planificar unas vacaciones en Nueva York con el New York Pass, ya que incluye la entrada a más de 90 atracciones. Así podrás hacer más cosas cuando hagas turismo y aprovechar al máximo tu tiempo en la ciudad más fabulosa de los Estados Unidos.

Limited time offer

Sign up and save an extra 5% today.