Empire State Building 2

Mirador del Empire State Building

Admira Manhattan en todo su esplendor desde el espectacular mirador del Empire State Building.
  • Las más populares
    Abierto hasta tarde
    De interior
  • Cute Star Icon
    Book your slot!
    51,17 US$
    por persona normalmente
  • Calendar Icon

    Reserva obligatoria

    Tendrás que reservar esta actividad con antelación.

Qué harás

Aviso: es necesario reservar para visitar esta atracción. Reserva tu plaza en el portal de reservas de Go City.

Visita el Empire State Building con The New York Pass®

  • No pagues nada a la entrada, solo tienes que mostrar tu pase.
  • Sube a su espectacular mirador y disfruta de unas vistas de hasta 130 kilómetros de distancia en un día despejado.
  • Disfruta de exposiciones vanguardistas que detallan la historia de este emblemático edificio.
  • Tu pase turístico para Nueva York incluye también muchas otras atracciones, excursiones y actividades en la ciudad, todo por una tarifa única muy económica.  

El Empire State Building no es solo uno de los edificios más famosos de Nueva York, además es un icono estadounidense y una de las siete maravillas del mundo moderno. Este histórico rascacielos se encuentra en pleno centro de Manhattan, por lo que las vistas desde su mirador de la planta 86 son realmente inmejorables. ¡No te lo pierdas!

¿Por qué elegir The New York Pass®? 

  • Con nuestra aplicación, hacer turismo es muy fácil: tendrás tu pase y toda la información necesaria en la palma de la mano. 
  • No hace falta que te preocupes de comprar las entradas en el día, la entrada para el Empire State Building está incluida en tu pase. 
  • ¡Quienes confían en The New York Pass® ahorran en sus entradas mientras hacen turismo! 

Historia del Empire State Building

A finales de los años 20 del siglo XX la economía neoyorquina estaba en pleno auge y, en aquella época, no había mejor modo de demostrar el poderío económico de una ciudad que sumando pisos a sus edificios. Las grandes metrópolis estaban embarcadas en una auténtica carrera por conquistar los cielos con grandes moles que batieran récords de altura. Incluso dentro de una misma ciudad, la competencia era salvaje y los récords duraban poco. En Nueva York, por ejemplo, en 1909, se construyó la Metropolitan Life Tower, un precioso edificio blanco con un llamativo reloj en su fachada que mide 210 metros de altura. Tan solo cuatro años después el Woolworth Building superó el récord de altura alzándose hasta 214 metros. Hasta que, en 1929, el Bank of Manhattan Building se hizo con el primer puesto gracias a su alto remate piramidal al que además se le añadió un pináculo adicional para ganar algunos metros.

Pero una de las pugnas más reñidas y más sonadas de la época fue la que mantuvieron dos colosos de la industria automovilística. La carrera por el cielo de Manhattan despertaba tal expectación que los periódicos del momento cubrían los avances de estas edificaciones como si de carreras de caballos se tratase. Jackob Raskob, antiguo vicepresidente de General Motors, y Walter Chrysler, fundador de la Chrysler Corporation, lucharon con uñas y dientes para que su rascacielos se erigiera como campeón del mundo. Ambos mantuvieron los planes de construcción y, por supuesto, la altura de sus edificios en secreto hasta el último minuto. Y ambos edificios iban ampliando sus alturas y modificando sus planos en función de la altura que alcanzaba su rival. En agosto de 1929, Raskob finalmente anunció los planes para el Empire State Building, fue en ese momento cuando Chrysler se enteró de que el edificio de Raskob mediría unos 300 metros de altura, mientras que su Chrysler Building "solo" medía 282 metros. Los arquitectos de Chrysler agudizaron el ingenio y añadieron una aguja de acero en lo alto del rascacielos que lo elevaría hasta los 319 metros, superando así al Empire State en casi 20 metros. Desafortunadamente para Chrysler, no mantendría el récord durante mucho tiempo. Ya que los arquitectos del Empire State Building volvieron a la mesa de trabajo para retocar su diseño y añadirle más plantas al edificio. Cuando finalmente se completó su construcción, en 1931, el Empire State Building se alzaba hasta 381 metros de altura sobre las calles del centro de Manhattan. Convirtiéndose en el edificio más alto del mundo.

Y durante casi 40 años tras su finalización, el Empire State Building seguiría siendo el edificio más alto de la ciudad.

Lo más destacado del Empire State Building

  • No te pierdas las exposiciones inmersivas que se ofrecen en las 12 galerías del Empire State Building. Tu New York Pass incluye el acceso a estas interesantes exposiciones del edificio, así como la entrada al famoso observatorio al aire libre con vistas panorámicas de la ciudad.
  • Las galerías de la 2ª y la 80ª plantas ofrecen 930 metros cuadrados de instalaciones interactivas tan educativas como divertidas. Descubrirás desde datos interesantes de la construcción y la historia del edificio, hasta curiosidades y anécdotas sobre el edificio (incluidos visitantes famosos, como el propio King Kong).
  • No te pierdas la exposición que se centra en la famosísima iluminación del edificio, que se tiñe de diferentes colores en función de las distintas celebraciones o acontecimientos relevantes de la ciudad.
  • Por primera vez en la historia, el Empire State Building ha anunciado la instalación de estufas en su fantástico mirador panorámico al aire libre para que la visita sea más agradable durante los fríos meses del invierno neoyorquino.
  • No toda la belleza del Empire State Building está en sus vistas panorámicas. Contempla el maravilloso diseño art déco del edificio, tanto en la fachada como en el interior. No te pierdas todos los elegantes detalles que hacen de su hall de entrada toda una obra de arte de principios del siglo XX.


Datos curiosos sobre el Empire State Building:

  • ¿Cuánto mide el Empire State Building? Este rascacielos de 102 pisos es el quinto edificio más alto de Estados Unidos y una de las atracciones turísticas más visitadas del mundo. Al nivel de la planta 102, el Empire State Building mide 381 metros de altura, pero si añadimos también la longitud de su emblemática antena, la altura total del rascacielos más famoso de Nueva York es de 443 metros. Desde su construcción en 1931 hasta 1970, fue el edificio más alto del mundo, superado posteriormente por la Torre Norte del World Trade Center.
  • ¿Cuánta gente visita el Empire State Building? El Empire State Building recibe cuatro millones de visitantes cada año.
  • El Empire State Building es el único edificio en todo Manhattan que cuenta con su propio código postal: el 10118.
  • Es uno de los edificios más fotografiados del mundo y ha sido el escenario de montones de películas y series famosas, como King Kong y Algo para recordar, entre muchas otras.
  • El día de San Valentín es el único día del año en que las parejas pueden casarse en la cima del Empire State Building. Esta tradición comenzó en 1994 y se ha convertido en una forma popular de celebrar el día de los enamorados en Nueva York. Hay que participar en un sorteo para conseguir una plaza.
  • Lo que sí que puede hacerse cualquier día del año es comprar un paquete especial de pedida de matrimonio, una experiencia exclusiva y romántica que no está al alcance de todos los bolsillos.
  • La página web del Empire State Building emite en directo vistas del edificio de forma ininterrumpida. Así que, si echas de menos el Empire tras tu visita o quieres darte envidia antes de tu anhelado viaje, ya sabes dónde ir.
  • A pesar de su impresionante tamaño, el Empire State Building se construyó en tiempo récord (¡20 meses para ser exactos!).
  • Para avanzar a un ritmo tan frenético, cada día, trabajaban en la construcción del rascacielos hasta 3400 trabajadores. Su construcción supuso todo un logro en la historia de la ingeniería de la época. Y su altura y su belleza son el legado de las valerosas cuadrillas de trabajadores de la construcción que se jugaban la vida cada día para hacer realidad el sueño de una ciudad.
  • Recientemente, el Empire State Building se sometió a una profunda remodelación para mejorar su eficiencia energética. Algunas de las acciones que se llevaron a cabo fueron la instalación de ventanas de doble acristalamiento; la modernización del sistema de calefacción y aire acondicionado, y la instalación de paneles solares en el techo del edificio. Como resultado, el edificio ha reducido sus costes energéticos en 4,4 millones de dólares al año, al mismo tiempo que ha creado 252 nuevos puestos de trabajo.
  • La antena de 62 metros del Empire State Building no solo se diseñó para arañar unos cuantos metros más de altura. Lo habitual es que estas antenas de los rascacielos se aprovechen para colocar antenas y pararrayos. Y para eso sirvió también la del Empire State Building. Lo que probablemente no te imagines, es que también se intentó que sirviera como zona de aterrizaje para dirigibles. La idea era que la antena sirviera como una especie de amarre para los zepelines (como si se tratase de barcos que atracan en un puerto). Finalmente, la idea del amarre de dirigibles no pareció ser lo bastante viable económicamente como para llevarla a cabo. En cualquier caso... es muy probable que de haberse intentado no hubiera resultado seguro.

 

The New York Pass® es la mejor opción para ahorrar mientras haces turismo en Nueva York. Tu pase incluye la entrada para el Empire State Building, además de muchas más de las mejores atracciones de Nueva York.

Información esencial

Calendar Icon

Reserva obligatoria

Tendrás que reservar esta actividad con antelación.

Entrada: al llegar, presenta la confirmación de tu reserva para entrar al edificio. Después de pasar el control de seguridad, escanea tu pase en el torniquete. ¡Y listo, ya estás dentro! Disfruta de las vistas. 

Aviso: las visitas durante la franja horaria de la puesta de sol no están incluidas con tu pase. Te recomendamos que reserves una plaza después de la puesta de sol para disfrutar de unas vistas impresionantes de las luces de la ciudad.

Consejos para visitar el Empire State Building

  • De acuerdo con las pautas del CDC, desde el 18 de febrero de 2022, el uso de mascarillas es opcional en el mirador del Empire State Building.
  • El Empire State Building cuenta con WiFi gratuito en todo el edificio para que puedas compartir tu experiencia en tiempo real.
  • Si quieres comer, beber o picar algo, hay varias opciones. Puedes elegir entre el STATE Grill and Bar, Tacombi, Starbucks y Sushi-Teria.
  • Letreros disponibles en nueve idiomas: inglés, español, francés, alemán, italiano, portugués, japonés, coreano y mandarín.
  • Puedes ver el Empire State Building en directo en nuestra cámara EarthCam.
  • El Empire State Building cumple con los criterios de la ADA. El mirador de la planta 86 cuenta con baños para personas con discapacidad, junto con rampas, paredes de visualización rebajadas y prismáticos. Se permiten las sillas de ruedas motorizadas y no motorizadas.

Para más información, visita la página web del Empire State Building.

 

Preguntas frecuentes sobre el mirador del Empire State Building

P. ¿Cuál es la mejor hora para visitar el mirador del Empire State Building?

R. La mejor hora para visitar el Empire State Building depende de las preferencias de cada persona y del propósito de la visita. Si deseas disfrutar de las vistas panorámicas de Nueva York con menos aglomeración de turistas y con una luz más suave para tomar fotografías, lo mejor es visitar el edificio temprano por la mañana o a primera hora de la tarde durante la semana.

Las horas punta para visitar el Empire State Building suelen ser de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00. Ten en cuenta que a esas horas hay más afluencia de turistas, por lo que las esperas serán más largas y es posible que el mirador esté bastante concurrido, por lo que la experiencia será un poco menos cómoda.

P. ¿Cuánto cuesta subir al mirador del Empire State Building?

R. El precio de la entrada al mirador del Empire State Building varía según la opción elegida, pero oscila entre los 38 y los 58 dólares para personas adultas. También hay tarifas reducidas para niños y niñas; mayores de 62 años, y militares. La entrada al mirador del Empire State Building y a las exposiciones de las plantas 2ª y 80ª están incluidas en The New York Pass®, por lo que, si cuentas con un pase, no tendrás que pagar nada.

P. ¿En qué piso está el mirador del Empire State Building?

R. El mirador del Empire State Building se encuentra en el piso 86 del edificio.

P. ¿Cómo entrar gratis al Empire State?

R. No es posible entrar gratis al Empire State Building, ya que el acceso al edificio requiere la compra de una entrada. Sin embargo, tu pase turístico The New York Pass® incluye la entrada al edificio como parte de su oferta.

Dirección

20 West 34th Street (between 5th & 6th Avenue), New York, US

Abrir en Google MapsExternal Link Icon

Horarios de apertura

Los horarios de apertura y cierre varían dependiendo del día. La última entrada es siempre 45 minutos antes de la hora de cierre.

Consulta la página web del Empire State Building para conocer los horarios actuales. 

Mirador del Empire State Building

(212) 736-3100

Compra con confianza

Devolución gratuita

¿Cambio de planes? ¡No hay problema! Tendrás 365 días desde la compra para solicitar el reembolso de cualquier pase sin activar.

Más informaciónChevron Icon

¿Tienes alguna pregunta?

¡Estamos aquí para ayudarte! Consulta nuestras preguntas frecuentes o habla con uno de nuestros agentes de atención al cliente.

Consulta nuestras preguntas frecuentesChevron Icon

¿Por qué te encantará The New York Pass®?

Save More Icon

Ahorra más

Ahorra más que comprando entradas por separado. ¡Te lo garantizamos!
Experience More Icon

Explora más

Descubre los mejores monumentos, tours, actividades y experiencias de Nueva York.
Always Easy Icon

Es muy fácil

Tendrás todo cuanto necesitas en la app de Go City. ¡Pan comido!

¡5% de descuento, porque sí!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos exclusivos, ideas de viaje y novedades sobre nuestros destinos.

  • Thick check Icon